10 Razones para dormir bien

Dormir bien implica dos cosas: por un lado descansar las horas necesarias y por otro lado descansarlas bien. No se trata de estar en la cama 10 horas dando vueltas, pero tampoco vale eso de dormir 4 horas y decir que con eso ya tenemos bastante.

Lo que suele pasar es que el cuerpo se acostumbra en periodos prolongados a descansar en poco tiempo, pero a la larga pasa factura. Si bien es verdad que cada persona necesita un tiempo distinto de descanso también es cierto que mucha gente no descansa lo que debería.

  1. Estética. Dormir te devuelve tu belleza natural, la piel descansa y las células se regeneran con más facilidad.
  2. Los ojos. La vista descansa de forma profunda y la rodopsina, un pigmento sensible a la luz se regenera, de manera que los ojos se recuperan del esfuerzo realizado durante el día. Además ayuda a eliminar las ojeras y las bolsas.
  3. Respiración. Al conciliar el sueño se ralentiza y se vuelve más profunda, lo que facilita la oxigenación de las células.
  4. Adelgaza. Cuando el cuerpo no descansa lo suficiente presenta una tendencia a acumular grasas y es más difícil quemarlas. Un cuerpo descansado ayuda a mantener el peso o incluso a perderlo ya que cuando dormimos poco producimos mayor cantidad de hormona ghrelina, que aumenta el apetito.
  5. Anti-virus. El sistema inmunológico necesita descansar, dormir poco afecta tanto como el estrés, lo que eleva el riesgo ante infecciones.
  6. Controla la hipertensión. Cuando no se descansa lo suficiente estamos en riesgo de un aumento de nuestra tensión arterial y de enfermedades cardiovasculares por el incremento de producción de cortisol, la hormona causante del estrés.
  7. Corazón. Durante el sueño también se ralentiza la frecuencia cardíaca para que las células coronarias y los tejidos puedan repararse: es el momento en que nuestro organismo libera la melatonina y la hormona del crecimiento para desarrollar estas tareas.
  8. Controla la Diabetes.Dormir bien también ayuda a controlar la diabetes tipo 2 ya que aumentan los niveles de azúcar en sangre como consecuencia del mismo cortisol.
  9. Intelectual. El descanso es fundamental para mejorar nuestra actividad intelectual. El cerebro necesita estas horas de desconexión para procesar toda la información acumulada durante el día. Para estudiar, por ejemplo, lo mejor es dormir bien frente a quienes pasan la noche en vela repasando. También ayuda a nuestra emotividad, de manera que liberamos emociones inconscientes que de otro modo quedarían reprimidas.
  10. Coordinación física. Una actividad psicomotriz no puede ejecutarse convenientemente si el cerebro no está descansado. Si la actividad que vamos a realizar es conducir o un trabajo que implique riesgos el descanso no sólo es aconsejable sino imprescindible.

 

¿Qué tiene que ver el Colchón con la Salud?

Cuando utilizamos un colchón elegido incorrectamente, o que ha pertenecido a otra persona, y extendemos su uso más allá de lo recomendable, se producen deformaciones en su superficie. Estas llevan al cuerpo a adoptar posturas inadecuadas, produciendo dolores de espalda, cuello, piernas y hasta dolores de cabeza, además del cansancio al levantarse de la cama.

 

 

Comments are closed.