Qué comprar ¿Espuma ó Resortes?

 

Entre un buen colchón de espuma y uno igualmente bueno de resortes, no existen diferencias sustanciales en cuanto a la comodidad y al rendimiento. Pero hay que saber elegirlos.

Si se decide por un colchón de espuma, tenga en cuenta:

  • La Densidad. Es la cantidad de material existente en un volumen determinado, expresado en kg por m3. La densidad tiene que ver directamente con la durabilidad, puesto que cuanto mayor es, más peso soporta.

  • El Espesor. Una densidad apropiada con un espesor escaso no permite que el colchón alcance la suficiente capacidad de soportar peso sin deformarse. Esto resulta de vital importancia en el caso de personas de peso elevado. En general, los mejores colchones tienen espesores más altos.

  • El Soporte. Es la capacidad de sostener un peso determinado, más allá que el colchón sea duro ó blando. Esta es una cualidad que usted elige según su gusto, pero considere que la calidad y la durabilidad de un colchón no dependen de su dureza.

Si prefiere un colchón de resortes, es importante la calidad del alambre utilizado y el buen tratamiento térmico al que es sometido para que no pierda resistencia. La mayor ó menor dureza del colchón está dada por:

  • La existencia ó no de estabilizadores

  • El diámetro del alambre utilizado

  • La cantidad de resortes, que depende del diámetro del resorte en sí

  • los tapizados internos en calidad y cantidad.

Es importante saber que, en el caso de personas de peso elevado, a mayor cantidad de resortes, mayor es el soporte que obtenemos, ya que la estructura contiene más material.

 

Comments are closed.